Diputados conservadores presentan moción de confianza contra Theresa May

Diputados del Partido Conservador de la primera ministra Theresa May han puesto en marcha una moción de confianza contra la dirigente después de que el proceso de divorcio con la Unión Europea se sumiera en el caos.

Cuando faltan menos de cuatro meses para la fecha prevista de salida del Reino Unido de la Unión Europea (el 29 de marzo), la quinta economía más grande del mundo atraviesa una grave crisis política por el proceso, en un panorama que no permite descartar un divorcio desordenado o una reversión del Brexit a través de un nuevo referéndum.

Graham Brady, presidente del denominado Comité 1922 del partido, dijo que se había superado el umbral del 15 por ciento en el Partido Conservador para activar la moción.

La votación se llevará a cabo entre las 18.00 y las 20.00 horas del miércoles en la Cámara de los Comunes, tras lo cual se realizará un anuncio, dijo Brady, que añadió que se lo había comunicado por teléfono a May en la noche del martes.

May podría ser derrocada si 158 de sus 315 legisladores votan en su contra, aunque una revuelta a gran escala también podría dañar seriamente su liderazgo incluso si supera la moción.

El Brexit es la decisión política y económica más importante de Reino Unido desde la Segunda Guerra Mundial. El resultado final dará forma a la economía británica, tendrá consecuencias de largo alcance para la unidad del Reino Unido y determinará si Londres puede mantener su lugar como uno de los dos principales centros financieros mundiales.

La libra británica, que ha perdido 25 centavos frente al dólar estadounidense desde el referéndum de 2016, caía el miércoles a 1,2478 dólares

Desde que se desencadenó formalmente el proceso del Brexit en marzo de 2017, May ha buscado una manera de mantener a Reino Unido vinculada con la UE después de la salida.

Sin embargo, el lunes canceló de manera abrupta un voto parlamentario sobre el acuerdo para el Brexit firmado con Bruselas ante la perspectiva de una dura derrota. Posteriormente se apresuró a contactar con los líderes europeos en busca de garantías sobre el acuerdo.

Los diputados que apoyan la salida de la UE en su partido han acusado a May de traicionar el Brexit en las negociaciones, mientras que los detractores del divorcio con Europa dicen que ha negociado un acuerdo que es el peor de todos los mundos: fuera de la UE, pero sin poder opinar sobre las reglas que debe cumplir.

El cisma en el Partido Conservador sobre la relación de Reino Unido con la UE contribuyó a la caída de los tres primeros ministros conservadores anteriores: David Cameron, John Major y Margaret Thatcher.

“El plan de Theresa May supondría la caída del Gobierno si se llevara a cabo”, dijeron los diputados Jacob Rees-Mogg y Steve Baker en un comunicado.

“Pero nuestro Partido, con razón, no lo tolerará. Los conservadores deben responder ahora si desean acercarse cada vez más a una elección bajo el liderazgo de la señora May. Por el interés nacional, debe irse”.

Pero algunos ministros expresaron su apoyo a la líder, y el secretario de Interior Sajid Javid dijo que una pugna por el liderazgo del país era lo último que necesitaba Reino Unido.

“Lo último que nuestro país necesita en este momento es una elección por el liderazgo en el Partido Conservador”, dijo Javid.

“La primera ministra tiene todo mi apoyo y es la mejor persona para garantizar que nos vayamos de la UE el 29 de marzo”, dijo.