El índice del miedo detrás de Crash del Dow Jones

FinmarkFX - Aprendiendo Trading

La tarde del 5 de febrero de 2018 en Wall Street será recordada durante mucho tiempo. El mercado de valores de Estados Unidos y, a continuación, los principales pares de divisas ligados al dólar y los índices más representativos a lado y lado del atlántico cayeron en picado, bajando en torno al 6%. No era la primera vez, y no será la última.

Por ejemplo, durante la Gran Depresión, los precios de las acciones cayeron hasta un 10% de sus máximos previos; y durante la crisis de 1987, el mercado cayó más de un 20% en un día.

Qué pasó para que todo cayera a plomo. Cuando las acciones suben parece que sea lo normal. En cambio, cuando bajan, tenemos la necesidad de buscar un culpable, pero no siempre hay acuerdo sobre quién actuó al principio para precipitar semejante tsunami. La subida repentina de la volatilidad, a observar con el índice VIX (índice de volatilidad del mercado de opciones PUT de Chicago, en español) puede explicar, en parte, los movimientos bruscos que se han visto en los últimos días en Wall Street.

En los días felices de 2006, era inconcebible que los valores basados en hipotecas condujeran a un mercado agitado. No existía apuesta más segura que la solvencia del dueño de una casa. Excepto para aquellos que estaban recibiendo hipotecas sin ningún ingreso ni activos. Sobrevino el caos, a partir de 2007 en forma de ejecuciones y se aceleró en 2008 ya que los bancos expuestos a esas hipotecas comenzaron  a quebrar.

Desde entonces, el mercado ha entrado en una espiral alcista que muchos no se explicaban, aunque también se daba por supuesto que el mercado alcista que comenzó a finales de marzo de 2009 tenía que terminar en algún momento.

FinmarkFX - Aprendiendo Trading
El gráfico del VIX, que muestra la repentina volatilidad y la causa posible del crash del 5 de febrero en Wall Street.

A mediados de 2015 el miedo mostraba su lado más oscuro otra vez. La repentina devaluación del yuan chino y la perspectiva a principios de 2016 de una aterrizaje forzoso de la economía china, que ha crecido a un ritmo vertiginoso durante dos décadas, amenazando la demanda mundial de materias primas y productos manufacturados.

En conclusión, los mercados están construidos sobre la confianza. Si alguien ha encontrado los puntos exactos para alimentar el algoritmo que mida los altibajos del mercado, no lo está compartiendo. Los precios de las activos financieros pueden subir más alto y más rápido de lo que deberían, como pasó con la burbuja de las puntocom.

Y los mercados también pueden caer sin ninguna razón, o por razones que parecen tener sentido en el momento. Los mercados alcistas dan comienzo cuando los integrantes del mercado se cansan  de la locura. Corren hasta que el pánico se establece por cualquier razón, y entonces es cuando los osos se ponen al cargo. Y vuelta a empezar.

¿Qué puede hacer en situaciones como las vividas el lunes fatídico? En cualquier parte en que usted se encuentre en el ciclo de mercado, recuerde lo que afirma Buffett al respecto: “sea temeroso cuando otros son codiciosos y codicioso cuando otros son temerosos”. Siendo contrarian, si lo hace bien, puede generar muchos beneficios. Desde luego, el lunes seguramente muchos traders hicieron un buen dinero, el agosto en pleno invernal febrero.

¡Feliz trading y hasta mañana!

Qué es el Bitcoin y cómo afecta a las divisas