Leyendas del trading: Ralph Wanger

FinmarkFX - Forex

En nuestra sección semanal dedicada a leyendas del trading y la inversión nos detenemos hoy en Ralph Wanger. Nacido en Chicago en 1933, estudió gestión en el mítico MIT (Massachusetts Institute of Technology). Luego se convirtió en un analista de valores y gestor de cartera en la compañía Harris Associates en 1960, tras su paso previo por el ejército. El inversor era muy elogiado por sus boletines de inversión llenos de ingenio y humor.

Su gran oportunidad le llegó cuando estuvo al cargo del nuevo fondo Acorn, en 1977, cargo que ocupó hasta su retiro. El éxito de Wanger demuestra que el crecimiento a un precio razonable es una estrategia fuerte. Con todo, conseguir rendimientos comparables a lo suyos en el escenario actual puede ser mucho más difícil, dado que las tasas de interés son mucho más bajas y las acciones tienden a operar en valoraciones más altas.

Estrategia

La estrategia de Wanger se centró en las pequeñas empresas, en las que confiaba para que crecieran de forma rápida. Su objetivo era identificar aquellas que pudieran beneficiarse de una tendencia tecnológica o económica durante un período de aproximadamente cinco años. Creía firmemente que la única manera de superar realmente al mercado y obtener ventaja frente a sus competidores era encontrar una tendencia macroeconómica a largo plazo que le daría una empresa bien gestionada.

En contraste con los directivos de crecimiento tradicionales, que creen en la búsqueda de las empresas más fuertes en los sectores de más rápido crecimiento. En este sentido, Wanger invierte en aquellas empresas que tienen más posibilidades de beneficiarse de una tendencia, aunque sólo sea indirectamente.

FinmarkFX - Aprendiendo Trading
Ralph Wanger, inversor de leyenda, que apostó por las pequeñas empresas con posibilidades de beneficiarse de una tendencia.

De todas maneras, Wanger no estaba dispuesto a pagar por el crecimiento a cualquier precio. En efecto, solo aconseja invertir si la compañía también está barata en relación a sus ingresos y activos. También creía en invertir en empresas cuyos modelos de negocio son comprensibles.

Acorn casi se derrumbó poco después de que comenzara en 1970. Sin embargo, rápidamente se recuperó. A pesar de los periodos de bajo rendimiento, Wanger venció al mercado durante el periodo de 30 años, entre 1970 y 2000, produciendo un rendimiento medio anual de más del 16%, frente al 12% del S&P 500.

Ralph Wanger consideraba su mejor inversión una participación en Maquinas International Gaming, una compañía que fabricaba máquinas tragaperras para los casinos. Aumentó su valor más de 40 veces hasta que finalmente la vendió. Como dato curioso, destacar que se negó a invertir en empresas tecnológicas durante el boom de finales de 1990. En el corto plazo supuso retornos contenidos a corto plazo, pero aseguró superar la burbuja que estalló después de enero de 2000.

Su filosofía de inversión se explica cuando señalaba que de haber estado presente en la fiebre del oro de California, no hubiera invertido en oro. Por el contrario, le hubieran gustado las empresas que vendían a los mineros sus picos y sus palas. Los buscadores de oro se mantuvieron en las minas durante varios años.

Poco antes de su retirada, en 2003, su fondo gestionaba activos por valor de casi 6 billones de dólares.

¡Feliz trading y hasta mañana!

Los fundamentos del daytrading